Previo a la Jornada por la no violencia hacia las mujeres, que este año tiene por sede la provincia de Las Tunas, se convocó a un taller que focalizó la violencia contra ellas como un problema de salud, además de un derecho humano.
 
Los días 24 y 25 de noviembre de 2017 especialistas tuneros de los sectores jurídico, de la salud, la educación y las redes sociales comunitarias, compartieron sus respectivas experiencias de trabajo para prevenir y atender las situaciones de violencia de género que todavía afectan el desarrollo pleno de la mujeres en nuestro contexto.
 
Bajo la coordinación de la doctora Ivon Ernand Thames y el comunicador Roberto Torres Barabam, ambos integrantes del equipo del Centro Oscar Arnulfo Romero (OAR), las y los participantes profundizaron en las dimensiones sociales de la violencia, reflexionaron sobre las brechas y fortalezas existentes en el territorio para hacerle frente y reconocieron la necesidad de lograr una mayor articulación desde el ámbito comunitario para ponerle freno a concepciones y prácticas que perpetúan la violencia contra las mujeres y las niñas.
 
También conocieron sobre opciones de atención a víctimas y sobrevivientes de la violencia de género y se acercaron a la Campaña comunicativa Eres más. Impulsada por OAR junto a la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) y otros actores comprometidos con edificar una sociedad son brechas de género.
 
Entre los resultados de este espacio está la identificación de una ruta a seguir para la prevención, promoción y atención a la violencia contra las mujeres en el territorio tunero, que mereció ser sede de la jornada nacional 2017 por el trabajo sistemático de múltiples actores para visibilizar el problema y actuar ante él.

La violencia contra las mujeres, un problema de salud y de derechos