Eres Más, EVOLUCIONA

Por Roberto Miguel Torres Barbán

Este es un artículo que habla al futuro y mira al pasado. Todo inició hace más de diez años. Algunos hablan de 2007 cuando el Grupo de Solidaridad y Reflexión Oscar Arnulfo Romero, hoy Centro Oscar Arnulfo Romero (OAR), comenzó a gestionar una comunicación con mirada de género: a pensarla y hacerla realidad. Entonces comenzaría un largo camino, de productos, medios y campañas que hablan de violencia; de las violencias que se ejercen hacia las mujeres y ofrece también caminos, alternativas, que deciden ir al problema, a sus causas y consecuencias, pero sobre todo: lo más importante, que decide ir.

Ha sido una década de aprendizajes, de ires y venires, de alianzas, de muchas alianzas que continúan hasta hoy y hacen posible campañas como la que estamos haciendo y las que hasta hace muy poco hicimos. Por eso miramos al pasado reciente y volvemos a Eres Más: cuatro años de protagonismo y de nuevas formas de hacer. Hemos aprendido por el camino, pero no cabe dudas de que hemos aprendido.

Por eso, con cada campaña hemos aprendido. Y de ello nos sirven las críticas, los cuestionamientos y también, por supuesto, los elogios necesarios. De Eres Más heredamos una profunda evaluación que marcó el camino a realizar y ayudó a reformular formas de hacer y de nacer.

Con esos aportes comenzó así, desde fines de 2017, un proceso que hoy continúa. Cuando creíamos saber cómo, faltaba el qué. Y justo a inicios de 2018 la campaña de OAR y sus aliados era elegida para formar parte de la Campaña Mundial Basta sobre el tema y lo hacía como uno de los lanzamientos esperados para 2018. El reto quedaba planteado: era hora de hablarle a los jóvenes sobre violencia, y de violencias hacia las mujeres.

Alea iacta!!! La suerte estaba echada. El paso 1: ¿qué dicen los investigadores, los que saben, la literatura, la historia? Sobre violencias hacia las mujeres, jóvenes y comunicación algunos de los ingredientes de esta campaña nos retaban y como buenos funambulistas salimos al ruedo.

Investigadores, jóvenes y comunicadores de todo el país se reunieron en encuentros sobre los que se dialogó, se discutió, y se consensuó para construir los fundamentos de una campaña que hablaría sin miramientos sobre los imaginarios y creencias que sostienen la violencia hacia las mujeres. Luego llegarían colegas de la región para de manera conjunta construir la Teoría de cambio de nuestra campaña y un equipo creativo se sumaba a OAR y sus aliados para evolucionar juntos.

En seis párrafos no se resume el proceso de construcción de esta campaña, tampoco alcanzaría este boletín completo para los nombres que la han hecho posible, pero si intentan hablar sobre un proceso de construcción largo sí, pero necesario.

Luego de estos consensos todo fue más fácil: Veamos:

Nuestra intención:

Abordar el tema de las violencias contra las mujeres pasa porque se sostiene un orden de género desigual y jerarquizado que legitima la superioridad masculina. Este orden patriarcal se ejerce bajo la base de masculinidades dominantes y feminidades subordinadas e impuestas por una cultura sexista, heteronormativa, racista y misógina.

Estos aprendizajes, sobre la base de imaginarios y normas sociales, han sido heredados por la cultura y la educación, transmitidos de generación en generación. El uso de campañas de comunicación sobre los postulados de ésta para el desarrollo y el cambio social se vuelven imprescindibles a la hora de abordar y desmitificar estos imaginarios y normas.

El objetivo de esta campaña está encaminado a generar una masa crítica de juventudes que defiende el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos y las relaciones sociales que establecen. De ahí que en la Campaña por la No violencia hacia las Mujeres que se genera se debían identificar los procesos comunicativos en sus diferentes fases y componentes; así como trazar el camino para propiciar el trabajo de múltiples redes, plataformas y articulaciones en cuyo trabajo se evidencien principios como la participación, el empoderamiento, la educación y la comunicación popular.

El tono de esta campaña dirigida a las juventudes entre 18 y 24 años debe ser cercano, movilizativo, que convocara a la reflexión, el cambio, la acción. Una campaña verosímil que muestre la incongruencia de normas a imaginarios actuales con la sociedad que construimos.

¿Por qué esta campaña?

Para incidir sobre las juventudes para que cuestionen, actúen y transformen creencias relacionadas con el control del cuerpo y las relaciones sociales de las mujeres.

¿Por qué ir a imaginarios y creencias?

Los imaginarios y normas sociales predominantes se han construido en clave machista, clasista y racista, reafirmando y acentuando las desigualdades de género. Estas creencias son compartidas a través de las generaciones y (re)producidas por la sociedad en su conjunto.

Las creencias y comportamientos construidos en clave machista son parte de las causas estructurales de la desigualdad que alimenta la violencia contra las mujeres. El concepto de imaginarios sociales utilizado en la región, amplía el análisis que existe alrededor del término de norma social, recogido principalmente por la literatura anglosajona e incorpora en el análisis a todas aquellas instituciones sociales y públicas con capacidad de influencia en la reproducción de creencias y comportamientos.

En la construcción de la masculinidad y la feminidad está la raíz más profunda de la creación y socialización de imaginarios y normas sociales que se articulan para reforzar relaciones de género desiguales donde los hombres gozan de un poder que los prepara para dominar a lo que se ha designado como lo opuesto o lo inferior.[1]

¿Entonces sobre qué imaginario trabajar?

El control de los hombres sobre el cuerpo de las mujeres.

¿Por qué ese imaginario y no otro u otros?

Investigadores y especialistas en el tema debatieron durante varios días en talleres para la construcción de la teoría de cambio de campaña y, basándose en investigaciones nacionales y regionales sobre el tema, apostaron por comenzar a trabajar este imaginario.

De acuerdo con el informe regional sobre imaginarios y normas sociales predominantes en la población joven y su impacto en la violencia hacia las mujeres y niñas en la región de Latinoamérica y Caribe de OXFAM, entre las personas jóvenes de 15 a 25 años prevalecen ocho imaginarios y normas sociales que reproducen la violencia hacia las mujeres; 75 por ciento de los jóvenes en Latinoamérica considera normal los piropos.

La juventud asume que los cuerpos de las mujeres pueden ser nombrados, apropiados y dominados, y necesitados de la protección masculina, al ser susceptibles de ser violentados o agredidos. Incluso se llega a justificar la violencia al culpabilizar a las mujeres por no seguir las normas sociales: seis de cada diez jóvenes consideran que el tipo de vestimenta o el transitar hasta tarde por la calle constituye una provocación por parte de las mujeres, lo cual puede causar que las traten de violar o le hagan daño.

¿Cuáles son algunas de las creencias que sostienen este imaginario y que se escogen para abordar en la campaña?

Creencias:

  • La forma en la que las mujeres se visten puede “provocar” a los hombres por eso las piropean, acosan, violan y hasta asesinan.
  • Decirle a la pareja qué ropa debe usar.
  • Las mujeres necesitan para su autoestima que los hombres “se metan con ellas.”
  • El cuerpo femenino es para satisfacer a los hombres.

¿Qué segmento de la población se escoge para trabajar en la campaña?

La campaña en esta ocasión está dirigida a las juventudes. Por tal motivo, para su elaboración fue realizado un levantamiento de información sobre la población juvenil. Es importante destacar que las características propias de las juventudes hacen de esta campaña un proceso particular.

Públicos

  • Directos: Juventudes diversas entre los 18 y 24 años de edad.

¿Cómo son esas juventudes?

La actual campaña de comunicación está dirigida a las juventudes cubanas diversas en el grupo poblacional entre los 18 y 24 años de edad que podríamos caracterizar porque:

En este período ocurre la incorporación a la vida laboral.

  • Gran parte de la juventud culmina la enseñanza media superior e ingresa a la universidad o a la enseñanza técnico-profesional
  • Durante estas edades se afirma la concepción del mundo.
  • La motivación profesional ocupa un lugar de primer orden y la relación íntima-personal deviene en un elemento esencial del sistema de comunicación de las y los jóvenes.
  • Flexibilidad de mensajes a elaborar para ese grupo. Puede servir de bisagra entre otros grupos.
  • Tendencia a la conformación de grupos y pertenencia a ellos.
  • Valor de los grupos informales.
  • Capacidad de cuestionarse la realidad (madurez) y proyección en torno a su papel en la sociedad.
  • Participación más activa en diversos escenarios de la sociedad cubana.
  • Referente en opinión para los espacios donde se inserta (habitualmente).
  • Posibilidades de trabajar con este grupo fuera de espacios institucionales o formativos.

  • Públicos indirectos:
  • Adolescentes entre 14 y 17 años.
  • Jóvenes de 25 a 29 años.
  • Organizaciones juveniles y religiosas.
  • Personas vinculadas a medios de comunicación.
  • Redes de articulación y activismo.
  • Otros espacios de socialización.

Líneas de acción

  • Comunicativa: Conceptualización, diseño e implementación de acciones encaminadas a identificar, concientizar y actuar sobre las creencias que soportan la violencia en el grupo meta.
  • Educativa: Capacitación y sensibilización de líderes de opinión, equipos creativos, organizaciones juveniles, religiosas y estudiantiles.
  • Contribución al cambio: Las juventudes han aprendido y aprehendido, desde sus grupos sociales y entorno de pertenencia, creencias sobre el control del cuerpo y las relaciones sociales de las mujeres.
  • Slogan:
  • Evoluciona
  • Lemas de apoyo:
  • El acoso te atrasa.
  • El control te atrasa.
  • El machismo te atrasa.

Para ello la campaña apela a un personaje de la prehistoria que viene a la actualidad pensando que las conductas violentas se han extinguido y recrimina al hombre por las creencias, que aún soportan el control del cuerpo y las relaciones sociales de las mujeres.

Este cromañón cuestiona desde la actualidad manifestaciones comunes del hombre (joven) moderno, quien se queda atrás en la cadena evolutiva al evidenciar prácticas atrasadas como el machismo, el control y el acoso hacia la mujer. Ante estas actitudes y comportamientos diarios, le convoca a evolucionar.

La naturaleza de esta campaña y los objetivos que persigue nos obligan a utilizar diversos medios de comunicación en los cuales se exploren alternativas para llegar a nuestros segmentos de públicos con un tema de carácter complejo, por la diversidad de aristas que presenta.

Se plantea intervenir principalmente con una comunicación selectiva, que encuentre cauces en acciones de tipo comunitarias y soportes promocionales. Mientras que los medios de comunicación masiva se utilizarán para insertar el tema en el espacio público, la jornada de activismo por la No violencia y otros.

Nos gustaría contar más, pero a veces la mejor manera de saber es participar. La invitación queda hecha: Evoluciona.

[1] OXFAM. Informe Regional sobre imaginarios y normas sociales predominantes en la población joven y su impacto en el continuum de la violencia contra las mujeres y niñas en la región Latino América y Caribe

Siguenos y comparte

Richard Marrero Márquez

Webmaster

Un comentario sobre “Eres Más, EVOLUCIONA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Le gusta? compartelo :)