Juventudes santiagueras sueñan y crean otro experimento social sobre el control machista

Por: Zoila Pérez Navarro

Las opiniones de más de 20 jóvenes de Santiago de Cuba nutrirán la próxima etapa de la Campaña cubana por la no violencia hacia las mujeres Evoluciona. En la escuela pedagógica Floro Regino Pérez «La Normal», de la cabecera de esta provincia, muchachas y muchachos de distintas ocupaciones o escuelas compartieron vivencias, opiniones y saberes acerca del control machista al cuerpo y las relaciones sociales de las mujeres.

Este, según sus declaraciones, se enfoca en limitar prendas de vestir, prohibir o dominar contraseñas de dispositivos móviles y redes sociales, amistades, saldo… cuestión que está normalizada y por tanto, no suelen enfrentar ni los individuos involucrados ni las instituciones o personas que les rodean.

Fue una suerte de intercambio en el que especialistas del Centro Oscar Arnulfo Romero e integrantes de la Articulación Juvenil por la Equidad Social, les ofrecieron sustentos teóricos para despertar en ese público el interés por continuar superándose en estos temas y contribuir al cambio en una sociedad que continúa siendo patriarcal.

Todo ello les permitió, en equipo, elaborar propuestas de experimentos sociales que indaguen las actitudes de víctimas, victimarios y testigos de la violencia basada en el imaginario de que en la pareja heterosexual, es normal y lícito que los hombres ejerzan el control.

Al cierre, confesaron salir cuestionado comportamientos propios o de personas cercanas que constituyen expresiones de violencia, al servir a la dominación y la inequidad. El Taller tuvo el objetivo de crear un nuevo experimento social, una herramienta útil y no habitual en Cuba, que ya mostró su capacidad de movilizar el debate en la primera fase de la Campaña, referida al acoso callejero.

Richard Marrero Márquez

Webmaster

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error

¿Le gusta? compartelo :)