DECLARACIÓN DEL CENTRO “ÓSCAR ARNULFO ROMERO” DE CUBA CON MOTIVO DEL INJURIOSO INFORME SOBRE DERECHOS HUMANOS EMITIDO POR EL DEPARTAMENTO DE ESTADO DE LOS EE.UU.

El Centro “Óscar Arnulfo Romero” (OAR) de Cuba, organización de inspiración cristiana con un amplio sentido ecuménico, denuncia proféticamente la política hostil del Gobierno de los Estados Unidos de América hacia Cuba. El unilateral y falaz informe sobre la situación de los derechos humanos en el mundo en 2020, emitido recientemente por el Departamento de Estado de ese país demuestra la malsana capacidad para mentir y tergiversar la realidad en diferentes países, es políticamente motivado con el infructuoso propósito de desacreditar la ejemplar trayectoria del pueblo y gobierno cubanos. ”Desde la matriz están desviados los impíos ;Desde su nacimiento se descarrían los que hablan mentiras” (Salmos 58:3)

El proyecto de construir una sociedad basada en la dignidad del ser humano y no en la primacía de lo material, se asienta en las ideas de emancipación enarboladas en el siglo XIX desde el padre Varela, pasando por Carlos Manuel de Céspedes hasta José Martí, continuadas en la centuria del XX por Mella, Villena, Guiteras, José Antonio Echeverría, Abel Santamaría, Frank País, Vilma, Celia, Camilo Cienfuegos, el padre Sardiñas, Ernesto Guevara, Raúl Castro y el invicto comandante Fidel Castro. Ellos, con sus convicciones y actitudes, han guiado al pueblo cubano para construir una Patria libre y soberana, donde la Constitución sea el “culto a la dignidad plena del hombre” (y la mujer). Y como también expresó el Apóstol: “una Patria con todos y para el bien de todos”, porque “El que va tras la justicia y el amor halla vida, prosperidad y honra” (Proverbios 21:21)

En este siglo XXI se han acrecentado las agresiones, la persecución económica, los proyectos de subversión contra el pueblo cubano y las más inimaginables e injustas falsedades sobre Cuba. A pesar de todo ello, las ideas y el ejemplo de Fidel, Raúl y ahora Díaz Canel, con la conducción del Partido, han posibilitado seguir el camino del Socialismo, con éxitos en la salud, las ciencias, la educación, la cultura, la protección y seguridad social, que también se comparten solidariamente con otros pueblos del mundo. Una transformación del modelo económico cubano, se lleva a cabo para lograr mayores niveles de satisfacción de las necesidades de cada cual. Se labora intensamente por una sociedad inclusiva y de equidad, en la erradicación de todas las discriminaciones heredadas de siglos de dominación patriarcal, económica y cultural, porque “Practicar la justicia y el derecho lo prefiere el Señor a los sacrificios” ( Proverbios 21:3)

Sin negar las sombras y tropiezos tenidos, los que aún se puedan tener y que de una forma u otra acompañan toda obra humana, mujeres y hombres de fe, son llamados a participar libres, conscientes y plenamente, sin restricciones para su práctica religiosa, en la construcción de una Cuba mejor.

No es precisamente Cuba el país donde se hacen ejecuciones extrajudiciales, ni ocurren desapariciones o torturas. Ni se reprimen a las personas por sus ideas o creencias religiosas. Más bien deben los autores del informe ocuparse de la “viga en sus propios ojos” y dejar de ilusionarse con las “falsas virutas” en los de los demás. Jesús de Nazaret los calificó magistralmente: “son sepulcros blanqueados” (con perdón de los fariseos).

Dado en La Habana a los 10 días del mes de abril del año 2021.

MSc. Gabriel Coderch Díaz
Director

Richard Marrero Márquez

Webmaster

error

¿Le gusta? compartelo :)